Clase de Eutonía






¿Qué es la Eutonía?

La eutonía como disciplina surge a partir de la experiencia personal e iniciativa de Gerda Alexander y de su reflexión crítica sobre las distintas corrientes teóricas de la filosofía, psicología, sociología, salud y educación del siglo XX. Su manera de entender al ser humano consiste en integrar los aspectos psicosomáticos, las emociones, las experiencias, el movimiento, la expresión y la conciencia.

Si bien la eutonía nace en el campo del movimiento corporal, la experiencia nos permite dar cuenta que su práctica y los resultados en el crecimiento psicológico y creativo de las personas que la practican, lo trascienden. Por eso se la utiliza hoy en diversas áreas: educación, prevención en salud, calidad de vida, deporte, manejo del estrés y el arte en todas sus manifestaciones, en las diferentes etapas de la vida desde el embarazo, hasta los adultos mayores.

La palabra eutonía proviene del griego y significa armonía del tono. Fue creada en 1957 para dar una idea de un concepto dinámico, “expresa la idea de una tonicidad armoniosamente equilibrada, en adaptación constante ajustada al estado o a la actividad del momento”.

Se puede percibir esta fluctuación adaptativa en tres áreas:

• Actividad muscular: la dificultad de lograr dicha fluctuación puede darse tanto en hipertono, por contracturas y acortamientos musculares, como en hipotono que se manifiesta en zonas sin capacidad refleja ni tono postural adecuado, generando inestabilidad en la estructura esquelética.

• Actividad neurovegetativa o autónoma: se refiere a la vía orgánica y visceral regulada por el sistema nervioso autónomo.
La idea es conducir a una regulación entre la vía simpática y parasimpática, en una doble rienda que evite fijaciones con predominio de una u otra.
El predominio simpático-tónico o vago-tónico en forma fija, crea terrenos corporales que sufren transformaciones que pueden transformarse en patologías en sí mismas o propiciarlas.

• Actividad psicodinámica: pueden observarse tonos emocionales fijos, que en términos psicopatológicos pueden ser considerados como ansiedad, depresión o con dificultades de afrontamiento a las distintas circunstancias de la vida.

La eutonía es una disciplina holística. La conciencia holística concibe la vida como un organismo, una unidad de desarrollo, algo mucho mayor que la suma de sus partes.

Hoy conocemos las interacciones constantes entre el tono y la actividad cerebral, la interrelación estrecha de nuestro psiquismo con el tono postural, el sistema neurovegetativo y el conjunto de las regulaciones fisiológicas. Así, por estas diferentes vías se manifiesta en nuestro cuerpo la parte consciente e inconsciente de nuestra personalidad. Por lo tanto cada cambio de conciencia actúa sobre el conjunto de tensiones musculares.

La práctica de la eutonía desarrolla la autoobservación y la toma de conciencia que posibilita detectar fijaciones e ir adquiriendo la capacidad de hacerlas fluctuar.

Reseña histórica

Gerda Alexander nació en 1908. Gerda creció en un entorno familiar cercano a la música por influencia del gusto musical de sus familiares, sintiendo una particular atracción hacia la danza, siendo alumna de las escuelas de Dalcroze. De joven contrajo fiebre reumática y endocarditis, sufriendo varias crisis. Esto la obligó precozmente a crear formas de movimiento que no compliquen sus afecciones. Pasó largos períodos de reposo, sin embargo, esto la estimuló para indagar en una forma de movimiento más "económica" y espontánea, a partir del aprendizaje de la regulación tónica para lograr mayor bienestar.
En 1940, a causa de la segunda guerra mundial, fijó su residencia en Dinamarca y fundó en Copenhague la Escuela de Eutonía, desde donde desarrolló sus investigaciones. En el origen, el trabajo personal de Gerda Alexander en el área de las artes del movimiento tenía una premisa que guiaba su intención, era lograr la posibilidad de expresarse sin modelos preestablecidos que interfieran en sus posibilidades funcionales y creativas, en esa época esta intención era denominada: "la búsqueda del movimiento espontáneo". En su investigación, hasta concretar lo que luego llamó eutonía, pasaron aproximadamente 30 años.


Eutonía en Argentina

La eutonía fue introducida en América Latina en la década de 70, cuando Gerda Alexander estuvo en dos ocasiones en Buenos Aires dando conferencias y seminarios. Esta experiencia despertó el interés de los participantes, entre ellos el de Berta Vishnivetz, hasta ese momento profesora de Educación Física.
La Dr. Berta Vishnivetz se graduó en la Escuela de Eutonía de Gerda Alexander. En 1974 en Copenhague - Dinamarca, trabajó como asistente y colaboradora directa de Gerda Alexander hasta 1985. En la Universidad de Copenhague obtuvo su master en 1980 y el doctorado en psicología en 1991. Desde 1982 hasta la actualidad trabaja en dicha universidad como profesora e investigadora del Centro de Audiologopedagogia.
Berta fue fundadora y directora de la Escuela Latinoamericana y Argentina de Eutonía, con sede en Argentina -Buenos Aires- y Brasil -San Pablo-. A través de esta escuela realizó en el país tres formaciones de eutonistas, en las cuales contó con la presencia como alumno y docente del Dr. Alejandro Odessky.
A partir de estas formaciones, la actividad fue ganando un espacio de reconocimiento social, a pesar de no contar con un aval oficial ocupando un espacio importante dentro de los ámbitos de la salud, el arte y la educación, donde aparece ya como materia en distintos espacios oficiales.

Lecturas sugeridas

Alexander, G.; La Eutonía. Un camino hacia la experiencia total del cuerpo.
Edit. Paidós, Bs. As., 1979.

Alexander, G.; Eutony. The Holistic Discovery of the Total Person.
Edit. Félix Morrow, New York, 1981.

Odessky, A.; Eutonía y Estrés.
Lugar editorial. Bs. As., 2003.

Hemsy de Gainza, V.; Conversaciones con Gerda Alexander. Vida y pensamiento de la creadora de la Eutonía. Edit. Paidós, Bs. As., 1983.

Vishnivetz, B.; Eutonía. Educación del cuerpo hacia el ser.
Edit. Paidós. Bs. As., 1994.